Técnica

3 principales diferencias entre baterías de litio y plomo

Rate this post

Si estás considerando opciones para almacenar energía generada en el sistema fotovoltaico de tus clientes, debes de considerar los dos tipos de baterías más comunes en el mercado, es decir las baterías de plomo-ácido y baterías de litio, pero ¿qué son? ¿Cuáles son las diferencias entre baterías de litio y plomo?

En realidad ambas opciones cumplen con la función de almacenar la energía que generan los paneles solares para que esta pueda ser utilizada por tus clientes cuando no tengan la luz solar esté ausente o sea mínima.

A pesar de esto es necesario que analices cuál es la mejor para tu cliente, pues así como los módulos solares, cuál elegir dependerá de las características de la instalación y lo que consideras que puedes beneficiar más. Además que entran aspectos como tiempo de vida, rendimiento, entre otros más.

Para que lo conozcas a profundidad, a continuación te explicaremos las diferencias entre baterías de litio y de plomo para determinar la mejor opción para un sistema fotovoltaico.

Índice

  1. Baterías de plomo-ácido
  2. Baterías de iones de litio
  3. Diferencias entre baterías de litio y plomo
  4. ¿Cuál elegir para una instalación?

Baterías de plomo-ácido

Las baterías plomo-ácido son un tipo de batería recargable usadas por su flexibilidad y capacidad de manejar distintos niveles de demandas a bajo costo.

Diferencias entre baterías de litio y plomo

Las baterías de plomo son creadas al colocar placas de plomo cargadas positiva y negativamente en un electrolito de ácido sulfúrico con agua destilada. Cuando el plomo se combina con el ácido sulfúrico, el plomo se oxida, convirtiéndose en sulfato de plomo. 

Al aplicar una carga a la batería, ocurre un proceso de electrólisis, es decir, el agua destilada se separa y se libera hidrógeno en la placa negativa y oxígeno en la placa positiva, lo cual permite la formación de dióxido de plomo. 

La acumulación de dióxido de plomo en el extremo positivo y de plomo en el negativo genera un diferencial de carga entre ambos extremos que puede ser usado para hacer fluir una corriente.

Dependiendo del propósito de la batería se puede incrementar o reducir el número de placas y el tamaño de la batería. 

Cabe señalar que este tipo de baterías tiene una vida útil muy corta ya que, con el transcurso del tiempo y su uso constante el ácido sulfúrico se agota.

Baterías de iones de litio

Diferencias entre baterías de litio y plomo

Una batería de iones de litio es un tipo avanzado de batería recargable la cual usa una aleación de litio y óxido de metal como el componente principal de su electroquímica. 

Durante el proceso de carga de la pila, los átomos de litio en el ánodo de la batería se separan de los electrones que poseen. Los electrones libres fluyen por un circuito externo hasta llegar al cátodo de la batería, donde se acomodan en una serie de capas de grafito. 

Los electrones en el cátodo atraen a los iones de litio, los cuales pasan a través de un electrolito hacia el cátodo y se vuelven a unir con los electrones libres. 

En el proceso de descarga, la batería se conecta a una carga, la cual permite que los electrones se separen de los átomos de litio y fluyan, generando una corriente en la carga. Los iones de litio regresan al cátodo y se vuelven a unir a los electrones libres.

Diferencias entre baterías de litio y plomo

Ya que conoces más sobre estos dos tipos de baterías, vemos cuáles son las diferencias entre baterías de litio y plomo

Como se ha mencionado, ambos tipos de baterías experimentan un proceso electroquímico donde se almacena una carga y se liberan electrones. La única diferencia es el material y los procesos necesarios para generar esa carga, pero esto genera diferencias en el desempeño y costo de estos equipos. 

Diferencias entre baterías de litio y plomo

1. Vida útil

Una de las principales diferencias entre baterías de litio y de plomo – ácido es el desempeño cíclico de las baterías

Mientras que las baterías de plomo-ácido tienen eficiencia que rondan entre el 80 y el 85%, las baterías de litio tienen un rendimiento superior al 95% y poseen vidas útiles más largas. 

Diversos estudios y pruebas han mostrado que las baterías de litio tienen una vida útil alrededor de 2000 ciclos en condiciones estándar de temperatura y teniendo una descarga completa de la batería. En comparación, las baterías de plomo solo duran 200, aunque no requieren de mantenimiento constante.

Esto indica que deberás reemplazar las baterías de plomo más frecuentemente que las baterías de litio.

2. Capacidad 

Otra diferencia importante entre las baterías de litio y las de plomo es la capacidad de almacenamiento de carga. La capacidad de una batería depende de la carga que puede ser almacenada y eventualmente descargada sin que se reduzca el rendimiento de la misma. 

Aunque este factor depende del modelo y el fabricante, las baterías de litio manejan densidades energéticas superiores a las de plomo-ácido. 

Esto significa que pueden almacenar más energía en una batería de litio que en una de plomo. Además, ya que se puede descargar una cantidad de energía mayor, un ciclo de batería dura más. 

3. Costo

Como últimas de las diferencias entre baterías de litio y plomo es el precio y esta es la única diferencia en la cual las baterías de plomo-ácido sobrepasan a las de litio. 

Un sistema de baterías de plomo puede ser mucho más económico comparado con un sistema de baterías de litio, lo cual lo hace más valioso en sistemas fotovoltaicos donde se necesiten menores costos de inversión.

¿Cuál elegir para una instalación?

Existen importantes diferencias entre baterías de litio y las de plomo, pero al final del día, ambas tecnologías son opciones viables y la selección de la decisión dependerá de las necesidades particulares de tu cliente y sitio de instalación.

Aunque las baterías de litio tienen mejores rendimientos y pueden ser usadas en sitios industriales de consumo robusto, es más recomendable usar baterías de litio en sistemas industriales o en parques fotovoltaicos de gran envergadura, donde se cargue y descargue de manera constante el sistema de baterías.

Mientras que las baterías de plomo pueden ser una alternativa viable y más barata cuando la demanda de energía es menor, y son más recomendadas en sistemas de baja potencia o de uso no frecuente, como baterías de respaldo.

Conclusión

Hemos llegado al final de este contenido, como ves, ambas tipos de baterías cumplen con la función principal, sin embargo las diferencias entre baterías de litio y plomo sí representan una gran diferencia tanto para el funcionamiento del sistema como para el presupuesto de tu cliente.

Si quieres conocer más visita nuestro blog nuestros expertos te asesoran.