Empresarial

¿Proveedor sin stock? Más pérdidas de lo que en realidad pensabas

La parte administrativa y de gestión en una empresa siempre representa un verdadero reto, hay que estar muy atentos en ciertas secciones. Especialmente cuando se trata del encargado de suministrar tu producto: tener un proveedor sin stock puede ser mucho más complicado y perjudicial de lo que uno puede imaginarse. 

Lamentablemente, problemas en tu negocio, y con sus extensiones, siempre va a haber; pero lo importante es tratar de prevenir todos los errores posibles, hasta el punto en que sólo surjan inconvenientes que no se traduzcan en un daño grave para la empresa.  

Hay una serie de pérdidas y consecuencias a causa de no contar con el proveedor adecuado, entre las que más resaltan son: 

Adiós a las ventas 

El primero de los problemas es uno muy obvio y también más inmediato: si no cuentas con producto, tu venta se cae. Es un razonamiento bastante sencillo, si un lugar no tiene lo que el cliente necesita, pues éste irá inmediatamente a donde sí le puedan ofrecer el servicio que esperaba.

Proveedor sin stock

Mayor costo

Digamos que tu proveedor sí cuenta con lo que necesitas, pero lo tiene en una bodega distinta a la que normalmente utilizan, ya que el lugar que regularmente usan se quedó sin producto. Lo anterior se traduce en un retraso, por lo que la compañía se verá obligada a enmendar el error y tendrá que hacer una entregar de forma urgente, con el costo extra que esto implica. Mayor inversión con misma ganancia. 

Experiencia de usuario 

En cualquier tipo de negocio es muy importante la experiencia que tiene el usuario al momento de realizar una compra. Tiene que ser sumamente cuidadoso para que el cliente se sienta satisfecho y feliz, lo que se traduce en más ventas y recomendaciones. No tener el producto deseado definitivamente no cuenta como una grata sensación. 

Falta de credibilidad 

Escuchar cosas como ‘ya mañana sí lo tengo’ es casi tan molesto como la misma falta de producto. La repetición de estas frases simplemente son incómodas y nadie cree en ellas. Si los clientes dejan de creer en ti, dejan de considerarte como una opción para ellos, por lo tanto, tu negocio va perdiendo su credibilidad poco a poco. 

Proveedor sin stock

Conflictos internos 

Tener un proveedor sin stock también afecta a tu personal; ya que, al  final del día, son tus empleados los que tienen que ver la forma de arreglar la falta  con el usuario. Puede incluso desarrollarse en un problema de estrés laboral o riñas internas (cuando se trata de buscar culpables en otros departamentos)

Falta de productividad 

Siguiendo con los conflictos internos, otro problema por no contar con el proveedor adecuado es tener pocos resultados por parte de tus empleados. Una empresa es un equipo que está conformado por varios elementos que deben seguir la misma filosofía; por lo tanto, si desde las personas que proveen el producto hay informalidad, la falta de compromiso se contagia por todas partes. 

Correr la voz 

Todos sabemos que hoy en día el mundo de las redes sociales es trascendental en muchos aspectos de nuestras vidas. Las empresas ahora tienen contacto directo con sus consumidores por medio de Fb y otras plataformas; son capaces de medir el grado de satisfacción que tienen con tu producto, pero también se puede expresar el descontento.

proveedor sin stock

Depende del caso, pero hay ocasiones en que las malas reviews se pueden viralizar y hacer famoso tu negocio por las razones menos deseadas. 

Sin lugar a duda, contar con un proveedor sin stock puede generarte muchos más problemas de los que podrías imaginarte; no sólo significa la peor de todas: perder ventas y por lo tanto clientes, sino que también puede llegar afectar hasta a tu propio personal y el renombre de tu marca. Trabaja con proveedores que te generen confianza.