Empresarial

Puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas ¿Son necesarias?

5/5 - (2 votes)

La puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas es uno de los pasos más importantes que debes asegurarte de cumplir, pues gracias a estos evitarás diversos problemas o accidentes que pueden ocurrir en caso de corrientes eléctricas peligrosas.

Como su nombre lo indica, los puestos a tierra son instalaciones de cables protectores que se hacen de los equipos eléctricos a la tierra, con el fin de limitar la tensión que se genera en los paneles solares.

El no tener puestos a tierra tiene graves consecuencias, primeramente porque hay normas que lo solicitan, además que puede causar daños en los equipos y personas o animales que entren en contacto.

En este contenido te explicamos sobre la puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas, su importancia que tiene, las normas que lo requieren, así como las posibles consecuencias que pueden ocurrir. 

Índice

  1. Importancia de los puestos a tierra
  2. ¿Cómo se hace la puesta a tierra?
  3. Normas que solicitan puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas
  4. Consecuencias de no instalar puestos a tierra

1. Importancia de los puestos a tierra

En cualquier sistema de generación fotovoltaica existen situaciones de riesgo para los equipos eléctricos y los alrededores. Particularmente, la puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas limita el voltaje impuesto al sistema y sus componentes por un rayo durante una tormenta eléctrica, así como por las sobretensiones generadas por la conexión y desconexión de aparatos eléctricos de alta potencia. 

Además, la puesta a tierra se asegura de proteger a cualquier persona que inadvertidamente toca de manera indirecta las partes de la instalación eléctrica que no estén aisladas apropiadamente durante el proceso de instalación o cuando haya un fallo del aislamiento o de los conductores eléctricos. 

Puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas

Por lo tanto, la puesta a tierra es necesaria en todos los proyectos fotovoltaicos para garantizar la seguridad pública, así como la seguridad de los instaladores del sistema y de los operadores. Cabe señalar que todos los paneles fotovoltaicos disponen de un orificio específico para realizar la puesta a tierra y esta se realiza de la misma manera que cualquier otro sistema eléctrico. 

2. ¿Cómo se hace la puesta a tierra?

Para realizar la puesta a tierra de cualquier componente eléctrico se usa un electrodo, el cual se debe de clavar o enterrar en la superficie conductora de la tierra. Este electrodo, el cual puede ser una pica o barra metálica sin aislante está conectado a todos los componentes eléctricos de una instalación. 

En el caso de una instalación fotovoltaica, el electrodo es conectado a cada panel a través de un cable que conecta al orificio específico para puestas a tierra. 

De esta manera, los paneles fotovoltaicos están conectados a tierra y en caso de que ocurra un evento de riesgo, como una tormenta eléctrica, un apagón, un corto circuito, o incluso variaciones repentinas en la demanda de energía, los elementos estarán protegidos en contra de las fluctuaciones de voltaje generada.

Descubre más a detalle cómo realizar puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas.

3. Normas que solicitan puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas

En México hay una ley que exige la puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas. Se trata de la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SEDE-2012.

Esta norma establece que todos los sistemas fotovoltaicos deben de incluir un sistema de puesta a tierra, sin embargo, un sistema puede no incluir el puesto a sí cumple con todas las condiciones siguientes: 

  1. Desconectadores: Si todos los conductores de los paneles y de las salidas del sistema cuentan con desconectadores que puedan aislar el sistema del resto de los componentes de un edificio u otras estructuras a las que puedan estar conectadas. 
  2. Protección contra sobrecorriente: Cuando todos los conductores del circuito fotovoltaico cuentan con un sistema de protección contra sobrecorriente como lo indica la norma. 
  3. Protección contra fallas a tierra: Cuando todos los circuitos de los paneles fotovoltaicos y de las salidas tienen un sistema de protección contra fallas a tierra, es decir, que protege en situaciones donde alguna de las fases del sistema fotovoltaico entre en contacto a tierra o con el electrodo o pica a tierra. 
  4. Conductores: Si los conductores de la fuente fotovoltaica cuentan con cables multiconductores con cubierta no metálica, conductores instalados en canalizaciones o tiene conductores etiquetados e identificados como alambre fotovoltaico, de un solo conductor y para instalarse visible.

4. Posibles consecuencias de no instalarlos

Puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas

Como hemos mencionado anteriormente, la puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas garantiza la seguridad del sistema ante un escenario de riesgo. No instalar la puesta a tierra o no tomar las medidas necesarias de precaución, puede ser percibido como el peor escenario posible en cualquier instalación eléctrica.  

Si no se instalan estos métodos de protección, el sistema no tendría la capacidad de limitar alteraciones altas en el flujo de voltaje. Esto puede generar:

Ineficacia de cualquier otro mecanismo de control

Si falta la puesta a tierra en una instalación fotovoltaica cualquier otro tipo de protecciones, como los supresores de picos tipo 1 y 2, son inútiles ante situaciones de riesgo alto. 

Daño de componentes eléctricos sensibles

Esto puede generar interrupciones en la distribución de energía eléctrica en lo que se reemplazan los componentes.

Sobrecarga de paneles fotovoltaicos

Las variaciones de voltaje que pueden presentarse en el sistema pueden dañar de manera permanente los paneles fotovoltaicos, reduciendo así su rendimiento significativamente. 

Riesgo de incendio

Cuando se generan alteraciones de flujo de grandes suficientemente grandes, los componentes eléctricos se pueden sobrecalentar hasta un punto en el que no sólo se dañen los componentes, sino se derritan o se incendien. Esto forzaría a reemplazar los componentes dañados o detener las operaciones de la planta.  

Conclusiones

Sin lugar a duda, la puesta a tierra de instalaciones fotovoltaicas es esencial para garantizar la seguridad e integridad de cualquier instalación eléctrica. Sin ellas, el resto de los sistemas de protección de un sistema de potencia no pueden funcionar de manera correcta. 

Para asegurar una instalación correcta de todas tus puestas a tierra, no dudes en consultar con nuestros expertos y visitar nuestro blog para más consejos.